miércoles, 16 de julio de 2008

Los sorprendentes caminos hacia la posteridad. Tristán Suárez

Valentín Tristán nació en San Pedro el 16/03/1856, hijo de Valentín Suárez y Dolores Ruiz Moreno. Tuvo como hermanos a Facundo y Floriano, con los que transcurrió su infancia en el campo. Con apenas 16 años ingresó como aspirante en el ejército siendo destinado al Regimiento de Artillería Ligera. A fines de ese mismo año fue promovido al grado de alférez y en 1873, ya revista como porta estandarte. Como militar actuó en campañas contra los indios en Entre Ríos y las hoy provincias de R. Negro y Chaco. En una publicación de la Junta de Estudios Históricos de E. Echeverría, leemos que prestó “servicios en la guarnición de Buenos Aires, como así también en Villanueva y Azul. Posteriormente se lo destina al Uruguay y a Concepción del Uruguay, alcanzado el grado de teniente segundo”, en esta ciudad. No hemos podido confirmar su paso por Uruguay pero si sabemos que estuvo destinado en Gualeguay. Su estadía profesional en esos pagos le resultó grata, porque Valentín Tristán los visitaba asiduamente y le gustaba navegar por el Paraná.
No sabemos cómo conoció a Virginia Acosta, nacida en 1861, pero se enamoró de ella. Era muy jovencita cuando contrajo enlace con Valentín Tristán Suárez, un 17/03/1877. Tenía apenas 16 años mientras que él, ya era un “hombre” de 21 años dispuesto a seguir la carrera militar. Se sostiene que al reencontrarse con el ambiente campesino, su entusiasmo fue tal que solicitó la baja.
Cuando se retiró del ejército se estableció en las tierras que poseía su mujer y se encargó de las tareas propias del establecimiento. Del matrimonio con Virginia, nacieron 7 varones y 3 mujeres: el mayor fue llamado Tristán y nació en 1878, le siguieron Marcos Rosario y Antonio, todos anotados en S. Vicente. Su compromiso con la región fue tal que llegó a ser nombrado Juez de Paz del Partido.
La familia decidió vivir en la capital pero Valentín Tristán continuó administrando la propiedad. En su nueva residencia nacieron Arturo, Enrique, Floriano, Jorge, Virginia Adela, María Juana y Laura Amelia. Dos hijos fueron profesionales de la medicina: Marcos y Tristán Suárez.
Valentín Tristán fue miembro distinguido de la sociedad porteña y frecuentó relaciones en círculos como los del Club Excursionistas de Flores. A través del cultivo de amistades, fue nombrado Juez de Paz en la capital. Falleció en su residencia de Los Andes esquina Cuyo (hoy Sarmiento esquina Uriburu, capital), el 07/04/1907; contaba con 51 años y sus hijas eran aun pequeñas. Su esposa, Virginia Acosta, le sobrevivió diez años, falleciendo el 28/07/1917. En una foto, que sospechamos fuera tomada poco antes de morir, podemos ver a Don Valentín Tristán Suárez junto a su esposa Virginia Acosta y a la mayor de sus hijas, Virginia Adela Suárez Acosta.
Cuando el 16/07/1885, el ferrocarril atravesó la propiedad de la familia Suárez, don Valentín Tristán decidió donar los terrenos donde se levantó la estación. Esta fue en un primer momento llamada Llavallol pero al efectivizarse la donación, el 29 de agosto del mismo año, cambió el nombre por el de Tristán Suárez. Se obsequió ese camino a la posteridad cuando tenía apenas 29 años; lo hizo con tierras que le pertenecían por heredad a su mujer, doña Virginia Acosta. La estación fue nominada Tristán Suárez, en honor a “su propio honor”.
Juan Carlos Ramírez

No hay comentarios:

Publicar un comentario