sábado, 19 de julio de 2008

Por Julio y en Ezeiza

Los meses de Julio suelen ser interesantes en la historia del distrito. Hasta el nombre que nos identifica se relacionó tempranamente con nuestra naciente comunidad en un mes de Julio, precisamente un día 31 de allá por 1820. Ese día, Pablo José de Ezeiza se convirtió en propietario de la estancia "Los Remedios". Estancia fundacional que cuatro años después en un día 13, también de julio, fuera escriturada a nombre del farmacéutico Tomás Whitfield.
En ocasiones fueron meses de pura algarabía, como la que se inició un día 16 del año de 1934, cuando el vecino de T. Suárez, Lázaro Berasain, fue nombrado nuevamente Intendente Interino del Partido (pertenecíamos a E. Echeverría). En otros años Julio fue un mes de dolor, como el que transcurriera en 1823 (pertenecíamos a San Vicente), La viruela se ensañaba con los vecinos que se habían mostrados remisos a la hora de vacunarse, pese a los esfuerzos del comisionado Ignacio Martínez.
Julio supo jugar con la ansiedad de los vecinos. Siendo gobernador de la provincia el Doctor Dardo Rocha, se dispuso por acta del Directorio de los F.C. de la Provincia que el 14 de julio de 1885 se inaugurase el ramal que unió Temperley con Cañuelas. El día 4, los nombres de las estaciones fueron oficializadas por un decreto provincial: "Art. 1º En la línea férrea a Cañuelas las estaciones se designarán con los nombres siguientes: Km. 2,500 'Santa Catalina', Km. 11,950 'Ezeiza', Km. 17,625 'Llavallol', Km 38,500 'Vicente Casares", Km. 43,525 'Cañuelas'." Sin embargo, la Circular Nº 89 del 6 de julio, modificó la resolución del día 2, publicando: "Se comunica a quienes corresponda que el día 16 del corriente tiene lugar la inauguración de la línea de Temperley a Cañuelas, la que será abierta al público el día 17". La disposición fue publicada por el ferrocarril el día 15.
Nos las hemos ingeniado para que en los días 17, nos pasen cosas importantes. como las de aquel año de 1871. Nuestra Capilla de Los Remedios, establecida en nuestras tierras desde 1758, pasó a depender de la parroquia Nuestra Señora de la Paz, en el recién creado Partido de Lomas de Zamora. Sin embargo, el 17 de Julio más interesante, fue cuando el ferrocarril paró por vez primera, oficialmente, en dos estaciones: la de Ezeiza y la de Llavallol. Este nombre sequirá siendo válido hasta el 19 de agosto del mismo año, cuando fuera cambiado por el de Tristán Suárez. Se dice que aquel inolvidable 17 de Julio de 1885, el Jefe de la Estación de Ezeiza le regalo, de puro contento nomás, dos gallinas al maquinista de la Primera Argentina, primera máquina construida en nuestro país. Cosas de Julio ... y de nuestra gente.

Juan Carlos Ramírez

No hay comentarios:

Publicar un comentario