miércoles, 20 de julio de 2011

Comentarios

Estoy escribiendo desde la ciudad de Bolìvar, Pcia. de Bs. As.. Hace unos dìas estuve en Ezeiza y mi hermana me dió un ejemplar de "La palabra de Ezeiza", en èl hay una nota que llamò mi atenciòn, es la dedicada a Hugo Ròttoli, a quien conozco desde hace mucho tiempo ya que vivì cerca de su casa, fuimos a la misma escuela (Nª 3 Gral. Josè de San Martìn en la calle French); luego trabajamos varios años en la concesionaria Enrique Boeri e Hijo S.A.de Monte Grande.
Con respecto a los comentarios que hacen en la nota, quisiera agregar que la fàbrica tenìa un cartel que decìa Fàbrica de aviones BERKLING Y COMPAÑIA. Estaba ubicada en terrenos muy bajos y cierta vez que lloviò mucho, pude ver maderas de distintas formas y medidas flotando por el predio. El agua llegaba hasta cerca del terraplen de la trocha angosta.
Otros comentarios:
Desde la actual municipalidad partìa un ramal ferroviario , creo que iba por las calles Repùblica y Teodoro Fels hasta el aeropuerto, llevaba materiales y obreros cuando se estaba construyendo el mismo, le deciamos "La Catalina".
El campo del actual barrio "El Tala" era del sr. Vilella, no se si era èl mismo o familiar el propietario del Hotel del Sur.
Juan Josè Seisdedos

Nota del editor: el lector se refiere a la nota de la Lic. Patricia Faure relativa a la "Fábrica de aviones"

He leído en su blog la historia de este singular delincuente. Ramón Toscano fue un tipo muy aventurero, gracias a su artículo pude enterarme de algunas cosas muy puntuales del personaje que nos ocupa. Él trajo la cuota de oro que le pertenecía a San Pedro. En el gallinero de una casa céntrica había enterrado el oro. La federal consiguió recuperar hasta el último gramo. Lo que a mí me gustartía saber es cómo Toscanito llegó a San Pedro, como es que eligió este lugar, ya que él no era natural de acá. Bueno, les dejo la inquietud y un cordial saludo....

Juan Carlos Tapia.


Muchas gracias a todos por sus comentarios y colaboraciones

El Editor

No hay comentarios: