miércoles, 2 de abril de 2014

Giachino. El Represor


En la mañana del domingo 13 de abril del 2003, se descubrió un busto del Capitán de Fragata de Infantería de Marina (PM) Don Pedro Edgardo Giachino en la plaza Juan .Manuel de Rosas de la ciudad de Carlos Spegazzini. El busto fue erigido por disposición del Honorable Consejo Deliberante de Ezeiza, en una ceremonia presidida por el Intendente señor Alejandro Granados, contándose con la presencia del Presidente del Consejo Deliberante señor Armando Nieto; la señora madre del Capitán Giachino, Doña María Felicia Rearte de Giachino; el Comandante de la Fuerza de Desembarco durante la Operación Rosario, Contraalmirante de Infantería de Marina (RE) Don Carlos Busser; el comandante del Destructor “Santísima Trinidad” durante la referida Operación, Contraalmirante (RE) Don José Luis Tejo; una comisión de personal superior y subalterno de la Armada Argentina, junto con la banda de esa Fuerza; funcionarios comunales de Ezeiza; autoridades policiales de dicho partido; miembros de las asociaciones de veteranos“Agrupación Combatientes de Malvinas” de Ezeiza, “Unión ex Combatientes de Malvinas”, de Tigre, y “Ex Combatientes de la Guerra de Malvinas” de Polvorines; el artista autor del busto, señor Sergio Marcel Daverio; acto al que tuvieron que acudir representantes de las escuelas primarias y secundarias de Spegazzini con sus respectivos abanderados. El monumento fue bendecido por Monseñor Andrés Karame, quien con encendidas palabras exaltó la santidad de la gloria alcanzada por el héroe, el que “no fue para matar, sino para entregarse en holocausto por su patria”

Quién fue Giachino, sin dudas, un Héroe en Malvinas. Quién fue Giachino antes de la guerra a la que no fue para matar, es otra cosa.
De acuerdo a las fuentes que consultara el investigador Gustavo Veiga, en el legajo de Pedro Giachino figuran dos de sus deseos: “Ocupar un puesto que me permita intervenir activamente en la lucha contra la subversión” y “efectuar el Curso de Guerra Subversiva en la Escuela de las Américas de Panamá”. Su evaluador, el capitán de fragata Juan Carlos Moeremans, sugirió a la superioridad: “Debe ser destinado a una unidad operativa”.
Así comenzaba la carrera de quien fue ascendido posmorten, como reconocimiento por su participación en la criminal aventura malvinera, que ordenaran llevar adelante los líderes de aquella sangrienta dictadura que anulara la democracia en 1976. La historia oficial trata de héroe al capitán de fragata Pedro Edgardo Giachino, porque cayó en combate en Puerto Argentino el 2 de abril de 1982. Se pretende, y se lo ha logrado, que el trágico resultado de su protagonismo en la Guerra de Malvinas, borre su pasado como represor de la dictadura.
Se  ha comprobado que los buzos tácticos de Mar del Plata formaban parte del centro clandestino de detención y tortura que funcionó en la Base Naval local, y fue el conscripto Juan José María Parietti quien relató cómo eran las instalaciones y cómo actuaba el pelotón de vigilancia y seguridad del cual Giachino era responsable en 1976. Testimonios como el de Ana Rosa Frigerio, y los que se emitieron en los Juicios Por la Verdad del 2001, señalan que el héroe de Malvinas fue el encargado de la seguridad de la Base Naval de Mar del Plata.
Con el grado de Teniente de Corbeta, el represor Giachino estuvo destinado en Zárate- Campana, eje conocido como Área 400, y allí le ordenó al Cabo Segundo de Infantería de Marina Alfredo Molinari, que ejecutara a un detenido. Esto consta en la declaración del 24 de febrero de 2010, ante el juez federal de Santiago del Estero Daniel Molinari y su secretario, Federico Bothamley. Testimonio Molinari que en 1977, “alrededor de la 1.30 o 2 de la mañana” le ordenaron ir a “una pieza que la ocupaban para interrogatorio” y que allí un hombre arrodillado “estaba encapuchado, atado de pies y manos”. El Cabo Segundo recibió de Giachino, la orden de que saque su arma, que la cargue y que mate al detenido, pero que él se negó y entonces Giachino lo empezó a tratar de cobarde, diciéndole “‘basura’, usted no se merece ser un infante de marina, mándese a mudar de aquí”. También le dijo “‘bípedo, yo me voy a encargar de usted’. En agosto de 1978, según publicó Pagina 12 (10/07/2011), Molinari fue degradado a marinero de segunda, arrestado y enviado al frente durante el conflicto limítrofe con Chile, hasta que solicitó la baja en febrero de 1979.

Juan Carlos Ramirez

No hay comentarios:

Publicar un comentario