jueves, 25 de enero de 2018

Las chicas Larralde


Los padres de los hermanos Delia Beatriz (Bety), Gladys (Porota) Haydeé, y Toto (el mayor), tenían el campo en donde hoy se encuentra la Unidad Penitenciaria N° 19. El papá enfermó y debieron mudarse al pueblo, en donde Larralde falleció joven, apenas 36 años. La mamá, Haydeé, siguió trabajando el campo, en donde con la ayuda de su hermana, le daba de comer a los que trabajaban en el tambo, a los peones. Aconsejada por sus tíos, la mamá de las niñas se asoció con un mediero para criar su ganado, mientras construía en la esquina de French al 600, del pueblo de Ezeiza. En fotos que supo mostrarnos, puede verse a la mamá embarazada de Bety en la Sociedad Rural de Cañuelas, donde el papá compró un toro para mejorar la raza, mientras que en otra tomada desde la calle French, se ve la casa en construcción.
La mudanza se realizó en 1938, el mismo año en que se inauguró en los terrenos lindantes, la Escuela N° 3 “Gral. Don José de San Martín” (Hoy EP 1). La mamá preparaba los chocolates para las fiestas patrias, hacía los primeros auxilios de los chicos que se lastimaban e incluso entre 1940/50, cedió varias veces una de sus habitaciones para que sirviera como aula.
Bety iba contenta a la escuela; le gustaban los lápices, escribía todo el tiempo. Ya de grande, recordaba el dolor que le había causado el que una maestra la había “castigado” poniéndola en penitencia contra un árbol porque no le salía la palabra Berta en una lectura obligada. Le había pasado contando entre 6 o 7 años, ya que le habían fraguado los papeles para que ingresara antes de cumplir los 8 años, edad en que se ingresaba entonces a la escuela. Tuvo de maestras a la señora Juana María (Guarna de Arruíz), recordaba a Susana Pedroti y sus sombreritos, de Amanda Acuña que era una santa con sus 18 años que imponían respeto a sus alumnos casi hombres; ella siempre se ponía colorada cuando la retaba. Gladys le contaba a su entrevistadora (la Lic. Patricia Faure), que algunas maestras venían de La Plata y no faltaban, como Isabel Noceti y Mercedes Peralta López, además de la primera directora, Edelina Etcheto, quien llegaba a las 9 de la mañana y comía en la casa del portero Martín Elisagaray. Como se quedaba hasta tarde, junto a los chicos había logrado que la escuela tenga un hermoso jardín pegado a la casa de las Larralde. Mercedes Iermini, quien venía de Lomas de Zamora, hacía venir a su hermana con sus hijos a quienes amamantaba en la casa de Haydeé.
Bety explicaba sencillamente que su casa se transformó en la casa de las maestras porque el colegio era chico y no había lugar para las cuatros que enseñaban por la mañana y las cuatro que tomaban el turno a la tarde.  Las otras maestras fueron Concepción Solano, Magdalena Morando, Matilde Lasalle, Nelly Bogo, y la señora De Pedro.  Mientras Gladys resaltaba que venían chicos del campo a caballo, el palenque estaba sobre la calle Pueyrredón, Bety  contaba que a Irma Elisagaray la vestían de blanco, le ponían una banda y representaba a la Patria en los festivales.
Hoy recordamos a las chicas Larralde, a quienes su mamá vestían a la tarde para llevarlas a ver pasar el tren, porque Bety decidió encontrarse vaya a saber en qué nube, con sus hermanos y sus padres.

Juan Carlos Ramirez Leiva

No hay comentarios: