miércoles, 6 de mayo de 2020

Nace una nueva escuela


En las tierras que fueran de Josefa Guevara primero y de Sebastián Acosta luego, los rematadores Vinelli, Goldvaser y posteriormente “Los martilleros de la suerte” Fernández Hermanos, dieron el puntapié inicial para el poblamiento de la zona.
A principios de la década de 1970, la barriada de Sol de Oro ya había adquirido su propia identidad en el distrito. No eran tantos los pobladores, solía recordar Don Maidana y su esposa Angelina Iriarte, quienes cuando llegaron al barrio en 1956 había apenas y quizás, un vecino por manzana. Sin embargo, todos trabajaron con mucho tesón para la naciente comunidad. Desde 1962 se agrupaban en la Sociedad de Fomento Sol de Oro, creada por propia “iniciativa de los vecinos del lugar” (siete u ocho a lo más), como etapa superadora de las reuniones en la casa de Hugo Guilarte. Este diligencioso vecino llegado en 1961 (presidió la Comisión Pro- Luz de Sol de Oro y la Sociedad de Fomento), comprendió la necesidad de tener una escuela propia y para impulsar el pedido, levantó un censo barrial. Fue don Hugo quien además, gestiono y pidió los terrenos fiscales en donde finalmente se levantó la anhelada escuela, en la calle por entonces llamado Rayos de Sol.
Pza. 25 de mayo, 03/1971
El despoblado era tal que la aproximación del único colectivo, propiedad del ezeicense Redondo, podía verse de lejos y les paraba a los vecinos, prácticamente en la puerta de la casa. En ese contexto, los hijos del barrio tenían que acudir a la escuela Nro. 13 (hoy Nº 5, Ricardo Rojas), o la del barrio La Porteña, caminando varias cuadras por calles de tierra.
Izamiento de la bandera por el Sr. H. Guilarte
Para efectuar las gestiones, solo los vecinos Alejandro Moyano y Hugo Guilarte pudieron viajar a La Plata debido a la falta de fondos, recordándose que ese día sólo se alimentaron en base a un paquete de galletitas de agua Criollitas. Cuando las autoridades de turno dieron la ansiada aprobación, ambos gestores se abrazaron y lloraron de alegría, escena que se repitió cuando llegados a su querido barrio trasmitieron la noticia a sus vecinos.
Al no disponer de un edificio, la escuela comenzó a funcionar en la capilla San José Obrero y la inauguración del ciclo lectivo, marzo de 1971, se hizo con un acto en la Plaza 25 de mayo, izando la bandera el Sr. Hugo Guilarte. Con la dirección de la Sra. Nidia Clementina Bertani y dos maestras se dictaron clases, sólo hasta el cuarto grado, en tanto las “aulas” estaban divididas con cortinas de lienzo (que se corrían a un costado cuando se daban misas). La escuela fue bendecida por el Párroco Hugo Ibañez, y la ceremonia de izado de la bandera, se realizaba en el mástil de la plaza.
03/1971 Bendición de las aulas en la capilla San José Obrero
El 19 de abril de 1971 el objetivo se había logrado, se comenzaron a levantar las instalaciones de la escuela de educación primaria E.P. Nº 16 “Hipólito Bouchard” (ex Nº 40), en el número 1766 de la calle que actualmente lleva el nombre de Hugo Guilarte (quien falleciera en 1976), en justo reconocimiento a su acción fomentista.

Juan Carlos Ramirez Leiva

Sr. Hugo Guilarte
Apostillas

A la nueva institución le faltaba un mástil y don Hugo consiguió que una escuela primaria de Luís Guillón, lo donara y allí fueron los vecinos Ceballos, Moyano, don Hugo y su hijo. Tras cavar sin éxito para sacarlo de la vereda en donde se encontraba levantado, uno de ellos consiguió una sierra pero el ruido que hicieron cuando lo comenzaron a cortar fue tal, que los vecinos se alarmaron y los denunciaron por “estar robándose el mástil”. Detenidos los cuatro y conducidos a la comisaría, don Hugo debió esperar que terminara de amonestarlo el Comisario para que se le permita hablar y presentarles la autorización del Consejo Escolar. Finalmente liberados, cumplieron su tarea y la nueva escuela tuvo al fin su mástil.

Ante la falta de mobiliario escolar, los estudiantes debían llevar sus propios banquitos y para combatir los fríos de invierno, los padres de los alumnos llevaban un bracero para climatizar el lugar.

Con la presencia y actuación de la Banda de Infantería de Marina de la Armada Nacional, padrinos de la escuela, se inauguraron las instalaciones.

Juan Carlos Ramirez Leiva

No hay comentarios: