jueves, 3 de diciembre de 2020

Doctor Orlando Rojas

En los tiempos posteriores a la invasión europea al Río de la Plata, no había médicos especializados en la atención de la salud de niños y adolescentes. A mediados del S XVII ya había registrados 36 sanadores en Buenos Aires, contando enfermeros, sangradores, cirujanos, hernistas (curaban hernias), ensalmadores (trataban fracturas y luxaciones), y por supuesto, médicos titulados.
Para esa época, la esquinancia (inflamación de las amígdalas), el tabardillo (tifus), y la viruela, provocaban una alta mortalidad infantil. Para combatir los brotes epidémicos y la indigencia, la Hermandad de la Santa Caridad creó en 1699, la Casa de Recogimiento de las Niñas Huérfanas. Cabe destacar que, para sostener La Hermandad y sus obras, el presbítero José González Islas creó la estancia Los Remedios en los campos en donde hoy se encuentran el aeropuerto, las cárceles y el Centro Atómico Ezeiza, entre otras instituciones.
El cuidado deficiente de los niños, y el número elevado de abandonos, determinó que se llevara adelante la iniciativa del Síndico procurador Don Marcos José de Riglos, se creó la Casa de los Expósitos (hoy Hospital de Pediatría Dr. Pedro de Elizalde), siendo el Dr. Juan Madera, su primer médico. Es interesante conocer que el 4 de abril de 1804, el Semanario de Agricultura publicó que era peligroso para la salud de los niños, los juguetes pintados con sustancias tóxicas como el cobre arsénico sulfurado o plomo. La primera cátedra oficial de la UBA para formar en medicina infantil, fue otorgada al Dr. Manuel Blancas, y lo continuaron los profesores Doctor Ángel Centeno, Mamerto Acuña, y Juan P. Garrahan.
En nuestro Distrito Ezeiza el pediatra más reconocido por la comunidad fue el Dr. Teodoro Orlando Rojas, nacido el 13 de octubre de 1955, hijo de otro gran pediatra, el Dr. Rojas, de la ciudad de Monte Grande. Se recibió con honores en 1978 y un año después ya atendía en el Hospital Santa Marina de Monte Grande y en las salitas de La Unión y de Tristán Suárez. En 1980 decide poner su consultorio particular en Ezeiza en la calle Larralde 148, la casa en que estableció su hogar matrimonial cuando se casa en 1981. En 1983 se muda a Lamadrid 263, instalando un consultorio de urgencias mientras atendía en consultorios en Paso de la Patria y en la casa de la recordada familia Muñoz, sobre la calle French al 300. Finalmente, en 1987, el joven doctor se muda a Zenavilla 266, instalando su hogar y su consultorio (todos domicilios en Ezeiza).

El Dr. Orlando Rojas partió de este mundo a los 53 años, el 23 de mayo del 2009. El pueblo de Ezeiza lo amaba y él conocía las historias de sus pacientes, sufría con ellos y festejaba sus alegrías; conocía la casa de casi todos y más de una vez se ha quedado a cenar con ellos. Su recuerdo está intacto en cientos de familias.
En el Día del Médico, recordando a tan querido Pediatra, homenajeamos a todos los doctores que nos cuidan la salud.

Juan Carlos Ramirez Leiva

2 comentarios:

Ilma Cintia Bayarri dijo...

Excelente nota!!! Muchas gracias por el recuerdo.... Me emociona

Ilma Cintia Bayarri dijo...

Excelente nota !!! Gracias por el recuerdo.