viernes, 25 de septiembre de 2009

Entre el partido de Lomas y el Distrito Ezeiza

Muchos de nuestros vecinos registraron en sus documentos que habían nacido en el distrito de Lomas pese a haberlo hecho, por ejemplo, en Villa de Mayo. Este lugar se urbanizó a partir del loteo de quintas a principios del S XX, pero ya contaba con vecinos asentados permanentemente desde mucho tiempo antes que fuera aprobada la Traza del Pueblo, Colonia y Centro Manufacturero de Monte Grande. La iniciativa estableció el parcelamiento en quintas y chacras de lo que 20 años después será conocido como Villa de Mayo. Doña Teresa nació en la citada localidad, hoy Luís Guillón.
Francisco “Pancho” Barone, que había sido resero entre Buenos Aires y Rosario, se radicó en Ezeiza en 1913 y ello le permitió a su hija Teresa criarse en nuestra ciudad y concurrir incluso a la Escuela Nº 3, cuando se encontraba sobre lo que posteriormente sería la Ruta Nacional Nº 205. Mencionamos a quien fuera nuestra vecina y que viviera en Ezeiza toda su vida, porque nació en diciembre de 1912. Ello nos permite estimar que fue uno de los últimos registros asentados en el distrito lomense, antes de que las tierras del Cuartel XII de Lomas de Zamora, incluidos la actual Luís Guillón, pasaran a pertenecer al partido de E. Echeverría a partir del momento mismo de su creación, el 9 de abril de 1913.
Desde 1580, el territorio adyacente a “la ciudad de la Santísima Trinidad y puerto de Santa María de los Buenos Aires”, se hallaba bajo la autoridad de su cabildo. Ciudad, ejido y campaña conformaban la estructura que organizaba el territorio. A medida que las necesidades económicas- demográficas lo requirieron, la campaña inmediata a la ciudad debió reordenarse. A partir de 1777, creado el Virreinato del río de la Plata, se establecieron las Alcaldías de la Santa Hermanad y sus alcaldes, quienes fueron las primeras autoridades con que se dotó a los pagos.
Desde el comienzo se empezó a conocer algunos parajes con los nombres con que sus pobladores lo distinguían pero recién en 1784, la campaña se dividió en “grandes extensiones de límites imprecisos” denominados pagos. Los pagos de las “lomas de Zamora”, pertenecieron al partido y curato de la Magdalena, luego al de Quilmes, posteriormente al de Barracas al Sur, y finalmente al partido de Lomas de Zamora (05/09/1861). La nueva jurisdicción absorbió a partir del 24/02/1865, a casi todo el Cuartel V del Partido de Cañuelas. Sus pobladores se habían dirigido al gobierno solicitando que “se agregue a Lomas de Zamora la área comprendida entre el Río Matanza, el arroyo Jiménez y el límite de Cañuelas con San Vicente” (04/04/1862). De esta manera, la totalidad de la estancia “Los Remedios”, quedó integrada en el joven partido, cuyo nombre nos remite a Don Juan de Zamora. Este había adquirido en 1736, las tierras que antiguamente explotaba la Estancia del Cabezuelo, organizada a partir de 1610.
De acuerdo con el plano del partido de San Vicente, levantado en 1881 por el Agrimensor Municipal don Saturnino Salas, los límites que por el Sur tenía el nuevo distrito incluía los campos que se extendían hasta las actuales calles ezeicenses Humberto Primo- Sargento Cabral, hasta su intersección con La Colorada, actual Pedro Dreyer, por el Este.
Cuando en 1852 el Gral. J. J. de Urquiza derrotó a J. M. de Rosas, se inició una tarea de consensuar una Constitución nacional. Sin embargo, Buenos Aires se negó a ceder parte de su capacidad de decisión a un poder central y tras la revolución porteña del 11/09/1852, El Estado de Buenos Aires se separó de la Confederación Argentina. La Constitución de 1853 tuvo que modificarse para que pudiera volverse a incluir a la provincia de Buenos Aires tras el triunfo del Gral. B. Mitre en pavón (1861); los bonaerenses impusieron su hegemonía al resto del país y se avanzó hacia la conquista de la paz tan ansiada. El espíritu pacifista quedó registrado en un plano de 1863, donde el agrimensor especificó que el partido de Lomas abarcaba el área comprendida entre el río Matanza hasta el Pueblo de La Paz. Este fue el nombre que un año después, Victorio Grigera y Francisco Portela, solicitaban que se le impusiera al partido en oportunidad de elevar el plano trazado del mencionado pueblo. En 1904, se pidió la declaración de La Paz como capital de Lomas de Zamora.
Recordamos a la ciudad cabecera del distrito lomense y a su bello nombre, porque en conmemoración del fallecimiento de Mahatma Ghandi en 1948, se instituyó al 30 de enero como el Día de la No Violencia y la Paz.
Foto de la estación de Lomas de Zamora, 1865c.

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy buenoo