domingo, 20 de junio de 2010

Comentarios

Anónimo dijo:
Realmente lo admiro por su tenacidad, el no bajar los brazos,debe sentirse orgulloso al ver pasar ante sus ojos a sus ex-alumnos y ver que con su ayuda hoy son personas cultas.

Muchas gracias. Siento orgullo de los que son y fueron mis alumnos, independiente del grado de capacitación que la comunidad les haya permitido construir. Soy docente por convicción, no es mi empleo, es mi trabajo, el que elegí hacer. Un modo de devolverle a la sociedad lo que ella me brindo. Si entre todos podemos reconstruir los lazos de solidaridad social, el respeto por las instituciones y por nosotros mismos, los proletarios, si el blogs sirve para ayudar a darnos lo identitario, entonces estaré muy felíz de haber participado en semejante movimiento. Su exageración en lo que a mi respecta, es una caricia al ego, que bien nos hace falta a los docentes. Es Ud. muy generoso/a. Nuevamente, gracias por sus apreciaciones.

Juan Carlos Ramirez

No hay comentarios: