sábado, 22 de octubre de 2016

Contaminación en Canning

Vecinos de la localidad de Canning, partido de Esteban Echeverria, denunciaron los problemas que sufren quienes residen en esa zona residencial, a causa de las emanaciones producidas por la fábrica Destrial SA, que procesa alcoholes y acetona, ubicada entre las calles Racedo y Formosa.
Instalada en 1965, Destrial trabaja en la fabricación y recuperación de disolventes. Los vecinos explicaron que "se siente un terrible olor alcalino, que nos provoca dolores de cabeza prolongados, arcadas, dolores de estómago, y hastas erupciones cutáneas. Agregaron que "a veces por la chimenea se arrojan al ambiente gases de combustión incompleta, que arrastran partículas sólidas que se diseminan por toda el área". Atilio Paidón, quien vive a 150 metros del establecimiento, se quejó del "hollín y el humo, que dejan negros los frentes de nuestras casas y que, inclusive ensucian nuestras sábanas".
Mónica Cresmani informó que "todos los efluentes líquidos son arrojados a la calle sin ningún tratamiento, haciéndolos circular por un zanjón de tierra que pasa frente a los predios. El agua de enfriamiento e los sistemas de proceso es tratada en piletas abiertas, prácticamente en la vereda y sin fondo de concreto, por lo que los líquidos filtran; la napa de agua está contaminada, no hay agua potable, y los obreros que trabajan allí se la llevan en termos. Gran parte de la vegetación se encuentra seriamente dañada o muerta a 200 metros a la redonda". Los habitantes de Canning también protestaron por la falta de seguridad de Destrial, al considerar que su depósito y el estibaje de tambores con combustibles no cumplen con las disposiciones.
El ingeniero Enzo Nanel, director de planta de Destrial, aseguró que "las piletas de tratamientos de efluentes están aprobadas". No obstante admitió que "como trabajamos con acetona, emanan olores de esa sustancia", y reconoció que "el humo es un poco más intenso".
Los vecinos formularon su denuncia ante el Coordinador de Promoción y Protección a la Salud de Esteban Echeverría, el doctor Guillermo Obarrio. Mónica Cresmani relató que dicho funcionario "afirmó que la inspeción no encontró nada".

Nota publicada oportunamente en el diario Clarín, que integra los  documentos que respaldan el Informe de la historia de la contaminación en el Distrito Ezeiza.  Material aportado por la estudiante Melany (2do. año Instituto Peña).
El Editor.

No hay comentarios: