viernes, 5 de marzo de 2021

Día del Trabajador del Gas

Fue el 5 de marzo de 1945 cuando la empresa privada productora de gas manufacturado a partir del importado carbón Camell, “Compañía Primitiva de Gas Limitada” de Usina Corrales, Capital Federal por entonces, quedó bajo la jurisdicción de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. El acontecimiento impactó política, económica, y socialmente, e incluso, internacionalmente..
Las obras comenzaron el 21 de febrero de 1947 y el gasoducto se habilitó el 29 de diciembre de 1949. Precisamente durante el Acto de Gala realizado en el Teatro Colón, fue cuando el secretario gremial Sr. César Scala le solicitó al Presidente de la Nación, General Juan Domingo Perón, que estableciera el 5 de marzo como el Día del Trabajador de Gas.

El Gasoducto Presidente Perón unió Pampa del Castillo (Comodoro Rivadavia), con Llavallol, nuestra vecina ciudad, recorriendo 1704 kilómetros en cañerías de 25 y 30 centímetros de diámetro y seis milímetros de espesor. El 22 de noviembre de 1948 el diario “Clarín” escribía: “A las puertas de Bahía Blanca ha acampado un ejército civil. Es un ejército del trabajo. Lo forman 600 obreros y técnicos argentinos que a un promedio de cinco kilómetros diarios avanzan hacia el sur, librando la gran batalla por la conquista del gas.” La tarea incluía el tendido de caños venciendo sierras, ríos y pantanos; soportaron temperaturas que fueron desde -15º C a 50º C; muy fuertes vientos y lluvias desmesuradas. Publicaba “La Nación” (6/02/1949): “El mes de noviembre, vimos cómo la tubería de acero se acercaba a Bahía Blanca. Ya había sido tendida a través del Salado, de las regiones bajas de Laprida y del macizo cuerpo de Sierra de la Ventana.” En “La Razón” del 2 de marzo de 1949 puede leerse que la obra “Será la segunda en extensión del mundo –la primera se halla en Estados Unidos- y se habrá construido en tiempo record con ingenieros y obreros argentinos y, en parte, con material nacional”.

Se optó por comenzar la construcción del gasoducto en el Gran Buenos Aires y no en el lugar de obtención del lugar del gas porque, según Canessa, así se evitarían las interferencias de empresas extranjeras y aseguraba la terminación de la obra, puesto que si empezaba en Comodoro Rivadavia podría ser desviada, pero si partía desde el lugar de destino indefectiblemente debería llegar a una fuente de gas. La obra se inició en Camino de Cintura (ruta 4, también denominada Camino de la Tradición y próximamente Diego Armando Maradona), en su intersección con la calle Libres del Sur, a metros de las vías del FNG Roca y de la ruta 205, bajo órdenes del ingeniero Esteban Pérez, y con la colaboración de los ingenieros Roberto Carrizo y Santiago Capurro. El tramo Llavallol – CABA, fue ejecutado por el sector Distribución de la ciudad de Buenos Aires el 29 de mayo de 1947, en tanto el Tramo Llavallol-Cañuelas, se termino el 18 de septiembre del mismo año. En Llavallol se realizó la primera soldadura, en manos del Presidente de la Nación, el Gral. Juan Domingo Perón, siguiéndole en la ceremonia, el Ing. Canessa. En nuestro distrito, el gasoducto Presidente Perón pasa por la ruta 52 – Camino a Las Flores.

Los argumentos que el Ingeniero Canesa le presentó a Perón sobre la riqueza de los yacimientos de petróleo y gas existentes en la Patagonia, y su posibilidad de explotación trayéndolo hasta la ciudad de Buenos Aires mediante la construcción de un ducto, lo habían convencido de llevar adelante el proyecto. La autorización fue en estos términos: “Señor Director de la Administración de Gas del Estado, Ing. Don Julio Canessa, yo sé que éste es el sueño de su vida. Estoy persuadido, como Presidente de la República, de que bajo la dirección de hombres de su temple, el gasoducto, una vez inaugurado, dará nacimiento a una nueva era para la Nación en materia de combustibles. Yo no considero riqueza a la que está debajo de la tierra, sino a la que ha sido extraída. Por eso Ing. Don Julio Canessa: ¡Vaya, y haga!”.

 

Juan Carlos Ramirez Leiva

No hay comentarios: